Category archive

Transparencia 3.0 - page 3

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

 

Cuando la historia nos alcance

 

Naldy Rodríguez

 

En el estado de Veracruz aún estamos muy lejos de alcanzar la paridad en la vida pública. La fórmula 50/50 impulsada por el OPLE para incrementar la participación de las mujeres en los gobiernos municipales no alcanzó para mantener los equilibrios.

En esta elección, las consejeras electorales impulsaron la paridad horizontal y vertical, que significó que todas las fórmulas se integraron por ciudadanos del mismo género, que en la lista de ediles anotaran a la mitad de hombres y la otra mitad mujeres, y que el 50 por ciento de las planillas la encabezaran las féminas. Además, se exigió que les dejaran espacios con posibilidad de triunfo.

Para verificar el cumplimiento de estas reglas siguieron el “efecto cremallera” ya que en la lista no podían estar juntas dos candidaturas del mismo género; pero además establecieron “bloques de competitividad” en los que se dividieron los municipios con más alta y más baja votación en la elección anterior para cada partido político.

Son leyes y disposiciones discriminatorias, me dicen algunos hombres. Es cierto, pero es tanta la desigualdad entre hombres y mujeres, en detrimento del sexo femenino que son necesarias para hacer contrapeso.

Las medidas fueron insuficientes. 156 hombres y 56 mujeres gobernarán los municipios a partir del 31 de diciembre. Las féminas ganaron espacios en 30 ayuntamientos más de los que actualmente administran. Ojalá tengan un desempeño digno y honesto, y que impulsen la paridad democrática.

La votación emitida el domingo refleja que la mujer tuvo un avance real en los espacios políticos municipales, consideró la presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y No Discriminación  en el Organismo Público Local Electoral (OPLE), Eva Barrientos Zapeda, quien impulsó los lineamientos y el manual para la paridad de género en esta elección.

No se trata de hacer “mártir” al género femenino, pero también es una realidad que persisten los prejuicios cuando una mujer tiene una aspiración o alcanza sus metas. El más clásico: que tiene un “padrino” político, por no repetir las barbajanadas que dicen. Es degradante, misógino y arcaico, pero sigue en la mente corta de muchos, lo peor es que los medios de comunicación lo reproducen.

El concepto de “paridad”se acuña en 1992 cuando las mujeres europeas y ministras se reúnen en Atenas en la primera Cumbre Europea “Mujeres en el Poder”, contó la ministra de la SCJN en retiro, Olga Sánchez Cordero en su reciente visita a Xalapa.

La participación de la mujer en la política y en la vida pública tiene pocos años. En la asamblea Constituyente de 1917 no había una solo mujer y ahora en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México, se alcanzó la paridad.

También contó que algunos compañeros incrédulos se sorprendieron con la integración del Congreso del Estado de Jalisco: 70 por ciento de mujeres y 30 por ciento hombres. Creyeron que faltaban muchos años para ver a la mujer superar a los hombres en representación.

Así que tal vez, sólo tal vez, tampoco estamos tan lejos…

 

***

Fui al cine a ver Wonder Woman, acompañada de mis crías. La más pequeña, al salir de la función, repetía  algunas maniobras de las peleas al tiempo en que insistía en que ella es la mujer maravilla.

Si no la ha visto, es una buena opción. Aquí le dejó una de las frases de Dayana cuando combate al “malo”:  “No se trata de merecer, es sobre lo que crees . Y yo creo en el amor”.

 

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

 

Fuerza y equilibrio electoral

 

Naldy Rodríguez 

 

Veracruz vive un momento histórico: por primera vez se celebrará una elección donde el PAN es gobierno, irrumpirá en la escena municipal Morena y los candidatos ciudadanos. Y el mayor porcentaje de población electoral lo representan los jóvenes.

El año pasado, la alternancia en el gobierno se dio ante reiteradas muestras de inconformidad y protestas sociales por el abuso de autoridad e incluso de delitos y violaciones  a los derechos humanos cometidos por quienes ejercían el poder.

Después de 86 años de hegemonía priísta, en la entidad se renovarán las 212 alcaldías, las cuales son gobernadas en su mayoría por el PRI y sus partidos aliados PVEM y Panal (91 para ser más exactos), el PAN encabeza 45 presidencias municipales y el PRD 32 triunfos;  otros 17 ayuntamientos son administrados por alcaldes emanados de Movimiento Ciudadano, 16 de Alternativa Veracruzana, cinco del Partido del Trabajo y tres del Cardenista.

En los municipios ya se registran conatos de violencia por parte de militantes  de los partidos, así como la venta de boletas, compra de credenciales para votar y reparto de despensas. La mapachería en todo su esplendor.

Menuda tarea la de los 70 mil ciudadanos que cuidarán las urnas y los votos este 4 de junio. La mayoría tienen hasta segundo y tercer grado de secundaria, y son más mujeres. Deberán estar alertas y mantener la calma para que las cosas fluyan mejor.

Aunque la seguridad correrá a cargo de la policía estatal por ser una elección local, las autoridades electorales ya tienen la instrucción: ante cualquier incidente podrán llamar a la corporación de seguridad federal, a la Marina y hasta el Ejército.

La fuerza y el equilibrio físico, mental y del alma son pilares en el yoga, dicen. Aunque con poca frecuencia, lo practico desde hace más de tres años. Cuando paso mucho tiempo sin realizar esta disciplina, en verdad que mi mal humor se incrementa, al igual que el dolor en la espalda y hasta en las piernas.

No me he salido del tema, ese mismo contrapeso debemos buscar en el ámbito político y gubernamental. Encontremos los equilibrios para mantener a raya la corrupción, la indolencia y la omisión de los servidores públicos.

Los veracruzanos están muy dolidos con los actos de corrupción que han quedado expuestos, pero ese enojo y esa rabia debe impulsarlos a realizar los cambios políticos y sociales que requiere el estado, a romper la inercia de quedarse sentados, sin hacer nada.

La expectativa de algunos ciudadanos es que la alternancia en el gobierno represente la posibilidad de un cambio real y deje atrás las prácticas clientelares, el autoritarismo político y el uso discrecional de los recursos públicos.

Es momento de recuperar las instituciones, que los ciudadanos se “empoderen” y se las apropien. Por eso, creo que vale la pena salir a votar.

 

 

“Para hallar el equilibrio que buscas debes tener los pies tan firmemente plantados en la tierra que parezca que tienes cuatro piernas en lugar de dos”. De la película Comer, Rezar y Amar, dirigida por Ryan Murphy.

 

Twitter: @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

 

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

 

Millennials, el reto electoral

 

Por Naldy Rodríguez

 

Los jóvenes no son el futuro, son el presente. Aunque suene a frase trillada, para este elección local sí son mayoría, representan el grupo de edad con más votantes en Veracruz. El problema es que no ejercen su derecho y obligación.

 

Las que sí votan son las mujeres y lo hacen en mayor proporción las que habitan en las zonas rurales, con todo y que tenemos menos tiempo de sufragar.

 

En la elección federal de 2015 fue el 45 por ciento de veracruzanos que acudió a las urnas, menos que el promedio nacional, por lo que ocupa el lugar 17 en participación ciudadana en el país.

 

En la lista nominal están inscritas 5 millones 567 mil 222 personas, con corte al 7 de febrero de 2017, y las personas de 20 a 29 años de edad representan el mayor número de votantes con el 24.44 por ciento del total.

 

Este grupo tiene también las menores tasas de participación en Veracruz y en México, revela un estudio del INE, elaborado para trabajar en la promoción del voto entre los sectores de la población que están desencantados de la política. Y si nos vamos al género, son los hombres jóvenes los que se abstienen más de votar.

 

“Respecto al tipo de sección, las personas en las secciones urbanas tienen un peso mayor y suelen tener tasas menores al de las de secciones rurales y mixtas”, dice el estudio.

 

Es cierto, pocos jóvenes están interesados en la política y lo digo con conocimiento de causa; trabajo con ellos en la universidad y en elecciones anteriores, los he tratado de incentivar con alguna participación extra si acuden a votar. El día de la jornada electoral, en Twitter me mandan fotos con su pulgar marcado. Así comprueban que cumplieron como ciudadanos y con su insistente maestra.

 

Si tenemos que repartir culpas es necesario analizar nuestra responsabilidad como adultos, parece que no hemos sabido motivarlos, hacer que la vida democrática sea parte de su cotidianidad. Como medios de comunicación tampoco hemos podido propiciar el interés ni generar los espacios donde puedan expresarse, y la estrategia en redes sociales -a la que ahora se enfocan los políticos- para difundir sus mensajes, parece fracasar.

 

Las propuestas que les llegan de los candidatos a las alcaldías son insuficientes y difíciles de cumplir,  y el gobierno actual –me refiero a los tres niveles- no tienen una política pública para garantizar lo mínimo a los jóvenes: educación, salud y seguridad.

 

Próximos a egresar de la universidad, se enfrentarán al desempleo, con una tasa del 34 por ciento que va al alza; a la falta de oportunidades, a los bajos salarios sin prestaciones, a la corrupción que impera en las instituciones, en las que vale más tener buenas relaciones que contar con preparación y experiencia.

 

Por el peso demográfico relevante, un incremento en la votación entre este sector de la población tendría un impacto sustancial en la tasa agregada a nivel estatal, señala el mismo informe de la autoridad electoral.

 

El reto este 4 de junio es motivar a ese millón 360 mil jóvenes entre 20 a 29 años de edad a que salgan a votar y hagan la diferencia.

 

***

La Iniciativa para el Periodismo de Investigación de las Américas, un proyecto del International Center for Journalists (ICFJ) en alianza con CONNECTAS, realiza en estos momentos el IV Investigatón, “Buenas historias, bien contadas”, donde se reunen periodistas, editores, mineros de datos, visualizadores y expertos en narrativa visual.

 

En Medellín, Colombia, se concentran medio centenar de periodistas de investigación de 10 países de América Latina y ahí se encuentra el colega veracruzano Israel Roldán, quien participa desde hace tiempo en las unidades de investigación de Animal Político y Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, espacios que han revelado la corrupción en Veracruz en el sexenio de Duarte. Un esfuerzo que debe reconocerse.

 

***

¿Por qué ser enemigos?, si podemos ser amigos. La frase podrá escucharla en la película Rey Arturo: La Leyenda de la Espada. Bajo la dirección de Guy Ritchie, ponga atención  a la música.

 

 

Twitter @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

 

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por


¿Estamos solos?
Naldy Rodríguez
Me cuesta trabajo escribir cuando el panorama es desalentador y mis pensamientos se llenan de una negatividad que no quisiera compartir.
Cuando me enteré de la noticia del artero y despreciable asesinato de Javier Valdez Cárdenas confieso que me provocó molestia, pero no dolor… fue hasta que vi la foto del restaurante donde llegaba todos los días a desayunar convertido en una ofrenda; fue hasta notar el espacio vacío, la taza fría, la ausencia, que me provocó un hueco en el pecho y los ojos se me nublaron.
El espacio que deja en nosotros la persona que se va, sin duda es difícil de llenar, a veces imposible. Hay huecos que nunca se cubren como el que ahora deja la muerte intempestiva del fundador del semanario Riodoce y autor de al menos ocho libros. Con su muerte, aumentan los vacíos: seis periodistas privados de la vida en México durante el 2017, uno de ellos en Veracruz.
En el año, el columnista Ricardo Monlui fue asesinado y el Jefe de Información del periódico la Opinión de Poza Rica, Armando Arrieta, fue herido gravemente. En ninguno de los dos casos se detuvo a los responsables ni hay avances en las investigaciones.
Un total de 16 comunicadores del estado de Veracruz tienen en estos momentos medidas de seguridad de “alto riesgo”, después de haber recibido amenazas. Algunos cuentan con escoltas, otros con videovigilancia o “botón de pánico”.
En lo que va del año se han registrado al menos 31 agresiones de distinta índole en contra de periodistas veracruzanos. De acuerdo a la investigación de las autoridades de la CEAPP, el 23 por ciento de dichas agresiones provienen de particulares y el mismo porcentaje de servidores públicos, otro 4 por ciento de la delincuencia organizada, y un 50 por ciento se desconoce su procedencia.
Demandar a la Fiscalía General del estado o a la Feadle resultados en las investigaciones de los crímenes de trabajadores de los medios de comunicación de la entidad parece ocioso. Y las tres medidas de Peña (designar más presupuesto, coordinarse con los estados y más personal capacitado) son endebles, solo para salir del paso, sin plazos para su cumplimiento ni mecanismos de vigilancia. Me suena a que solo engrosará la burocracia.
La voz de decenas de periodistas mexicanos y veracruzanos se ahoga, es un grito desesperado que nadie escucha: “Nos están matando”, dicen, pero no hace eco. Exigir justicia ya no basta.

No son un número, son vacíos que no se llenarán…

Pedro Tamayo
Manuel Torres
Anabel Flores
Rubén Espinosa
Juan Mendoza Delgado
Armando Saldaña
Moisés Sánchez
Gregorio Jiménez
Víctor Manuel Baez
Guillermo Luna
Esteban Rodríguez
Gabriel Huge
Regina Martínez
Yolanda Ordaz de la Cruz
Noel López Olguín
Miguel Ángel López Velasco
Misael López Saldaña

“Ellos no son números, son seres humanos y los medios somos corresponsables de la deshumanización de la ciudadanía frente al narco”, dijo Javier Valdez al presentar sus libros en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en diciembre de 2011.

Twitter @ydlan
transparencia3.0@hotmail.com

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

Por Naldy Rodríguez

¡Vaya moral!

Vaya moral la nuestra, nos sorprende que una mujer tenga una relación seria y formal con un hombre 25 años más joven como ocurre con el nuevo presidente de Francia, Emmanuel Macron, y su esposa Brigitte Trogneux; a quien además le recalcan en todos los textos periodísticos que es “una divorciada”.
En las mujeres, no perdonamos la vejez ni el fracaso; pero no nos incomoda ni sobresalta que un hombre esté casado con mujeres más jóvenes, aunque se trate de un segundo o tercer matrimonio.
En tres diferentes grupos me llegó la misma información: la historia de cómo se conoció la pareja francesa, ahora en el poder, y me preguntaron: ¿si me emocionó? No me impresionó, pero sí me hizo reflexionar sobre tantas parejas con una brecha generacional. Cuando son los hombres los mayores, nadie los cuestiona. Veamos algunos ejemplos:
Donald Trump de 70 años de edad y Melania Knavs de 47 años están casados desde el 2005, con 23 años de diferencia entre los dos, estarían prácticamente en la misma situación que Macron y Trogneux.
El polémico y eterno candidato a la Presidencia de México, Andrés Manuel López Obrador, también tiene una esposa joven: Beatriz Gutiérrez Müller, quien cuenta ahora con 48 años de edad. La diferencia en esta pareja es de 15 años de edad.
Con 58 años de edad, el senador del PRI, Héctor Yunes Landa le lleva más de una década a su esposa Verónica de la Medina Pardo con quien tiene un hijo de siete años de edad… Menos mal que nadie ha cuestionado la diferencia de edad.
El otro ex candidato al gobierno de Veracruz, Alejandro Vázquez Cuevas, mejor conocido como “Pipo”, cuenta con 45 años y su esposa, Ahyled Santos, varios años menor, debe rondar los 30`s.
En Veracruz tendríamos varios casos más como el del diputado federal Marco Antonio Aguilar Yunes, quien le lleva varios añitos a su esposa Blanca Aguilar; o el de Abel Cuevas Melo (1965), quien se casó por segunda ocasión con Mónica Elizabeth Villa.
Histórica y socialmente hemos aceptado que los hombres tengan esposas jóvenes; pero criticamos o nos sorprendemos cuando es la mujer la que tiene una pareja con menos años ella. Es lo que llaman “micromachismos”, los tenemos hasta el tuétano en nuestra sociedad, actitudes sutiles que no vemos, pero que se sienten y afectan, que laceran poco a poco a las mujeres.

**
“Ellas son mujeres que no existen en la Historia, ésa que va con mayúscula, ésa que han escrito los triunfadores, ésa que aprenden los niños en las escuelas y que cuentan los libros”.
La suerte de la consorte
Sara Sefchovich
Twitter @ydlan
Transparencia3.0@hotmail.com

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

Regina, cinco años de impunidad

Naldy Rodríguez

Su asesinato sigue impune y su recuerdo sigue vivo en el colectivo de los comunicadores, intelectuales y políticos, así como en la memoria de ejidatarios, ambientalistas y luchadores sociales a los que dio voz. Este próximo 28 de abril se cumplen cinco años de la muerte de Regina Martínez Pérez, periodista veracruzana y mujer de gran valía que dejó una huella en la sociedad.
Es propicio recordar sus valores como periodista y reconocer la importancia de su labor profesional para el desarrollo de la democracia. Hoy diferentes comunicadoras, desde sus trincheras, tratan de estar a la altura de las demandas ciudadanas y contribuir con un granito de arena a la construcción de una sociedad más justa.
Perfeccionista, directa y algo obstinada, Regina Martínez se caracterizaba por su trabajo de investigación, especialmente en temas sociales, del medio ambiente y de seguridad pública. Trataba de ir al fondo de un asunto o noticia, de ponerse en los zapatos de las víctimas y de buscar todas las versiones de un hecho.
“Capturan en Veracruz a la ‘Comandante Tere’, presunta jefa de sicarios”, “Detienen en Veracruz a nueve policías vinculados con el narco” e “Investiga la Procuraduría de Veracruz muerte de exlíder perredista”, fueron algunos títulos de los últimos textos que escribió.
En agosto de 2009 pude entrevistar a Regina como parte del trabajo de tesis de maestría titulado “La construcción de noticias sobre el narcotráfico en Veracruz durante el 2007, criterios para el ejercicio profesional y ético del periodismo”. Eran los albores de la violencia que estremecerían a toda una sociedad y a un gobierno.
“El último reportaje que saqué, fue de los que me llevó como tres meses, porque no hay información, se niega a declararte el procurador, el secretario de Seguridad y el propio gobernador, que dice que todo está tranquilo, que no pasa nada, que son de paso, pero ya vemos que sí se quedaron”, comentó.
Al igual que hoy ocurre, había un vacío de información y las puertas de las dependencias e instituciones se habían cerrado para los reporteros. La información no fluía por los canales oficiales.
Aquí es pertinente aclarar que la fuente gubernamental es una más que debe consultarse en aras de contrastar las versiones e incluir todas las voces para lograr un relato veraz, completo y contextualizado…no es que los reporteros pretendan esperar el boletín cruzados de brazos, como algunos usuarios de las redes sociales lo han manifestado.
En aquel 2009, cuando la entrevisté, las puertas de las dependencias gubernamentales comenzaron a cerrarse y conforme crecía la violencia, aumentaba el ocultamiento de información, para dar paso a la mentira y negación.
Me atrevería a decir que Regina era una mujer ética y con valores. Por eso cumplía a cabalidad una de las principales directrices del buen periodismo: “toda información debe ser una búsqueda honesta de la verdad”.
Ahora, como hace ocho años, la propuesta es romper los cánones del patriarcado, terminar el servilismo y explotación, establecer estadísticas de las mujeres en los medios de comunicación y generar una agenda mediática con perspectiva de género, pero sobre todo se tiene que acabar con la impunidad.
No sería descabellado tratar de integrar y redactar un Código de Ética estatal, sobre todo en las condiciones sociales, políticas y económicas actuales, porque es una realidad que “ni las autoridades ni empresas están dando garantías”, como señaló muy puntualmente Regina Martínez.
“Aquí debería haber un código, sobre todo que hubiera cierta garantía para desarrollar el trabajo, porque ni las autoridades ni empresas están dando garantías, entonces quedas a la deriva del crimen organizado, al enojo y represalias del gobierno”, advirtió.

Twitter: @ydlan
Transparencia3.0@hotmail.com

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

Enmienda en transparencia

Por Naldy Rodríguez

La transparencia y el acceso a la información pública sufrieron varios reveses en el sexenio anterior. Con el aval de la pasada legislatura, Javier Duarte de Ochoa impulsó reformas constitucionales “a modo” y se violentó la ley una y otra vez.

Las leyes no pueden estar supeditadas al interés político de los grupos en el poder, menos al capricho de una sola persona, sobre todo tratándose de un tema de carácter público, que contribuye de manera directa a atacar la corrupción, uno de los peores males que sufre México y Veracruz.

En el estado, la clase política ha rezagado la revisión de las leyes en materia de acceso a la información – derecho de todos los ciudadanos garantizado en el artículo 6 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos- porque les conviene la opacidad.

Hoy tenemos un Instituto Veracruzano de Acceso a la Información con dos de tres comisionados, un presidente reelecto de forma consecutiva e irregular. Y no contamos con un instrumento local para garantizar este derecho, porque el Instituto Nacional de Acceso a la Información presentó un recurso de inconstitucionalidad para impugnar 12 fracciones de nueve artículos y dos artículos completos de la ley publicada el 29 de septiembre de 2016 por contravenir principios previstos en la Constitución.

Es tiempo de enmendar los errores que se cometieron en el pasado y de regresar el espíritu ciudadano y autónomo del órgano garante del derecho de acceso a la información.

En enero de 2016, a propuesta de Duarte, fue aprobada por la legislatura, la adición y reforma a los artículos 6, 33, 67 y 77 de la Constitución Política local. Tres meses después fue ratificada en un segundo periodo de sesiones ordinarias, después del aval que dieron 163 ayuntamientos.

En semejanza a lo realizado en el ámbito federal, se estableció la figura de un Consejo Consultivo del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales.

También aprovecharon las modificaciones para tratar de imponer un comisionado emanado del gobierno del Estado, pues modificaron los requisitos para ocupar el cargo en el organismo público. Uno de los más sustanciales fue eliminar la prohibición de haber sido funcionario público –de cualquier nivel de gobierno- en los tres años anteriores a la postulación.

Las reformas federales lo que ordenaban era la creación de organismos autónomos, especializados, imparciales y colegiados, responsables de garantizar el derecho de acceso a la información y de protección de datos personales en posesión de los sujetos obligados, conforme a las bases y los principios previstos en el artículo 6° constitucional y en la ley general respectiva.

Sin embargo, en Veracruz esa autonomía esta cuestionada y la aprobación de las leyes en la materia han estado supeditadas a intereses políticos.

Adicionando una fracción al artículo 67, que establece los requisitos para ser comisionado, no podrán postularse para el cargo “secretarios estatales, diputados locales, ni alcaldes, durante el año previo al día de su nombramiento” como lo establece ya la ley federal.

También es necesario adecuar la ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública para el estado de Veracruz, en sus artículos impugnados por el INAI, y que se refieren a “candados” impuestos por las autoridades y legisladores anteriores, con la finalidad de abonar a la opacidad.

Sería sano que se consulte realmente a la ciudadanía, como la propia ley lo establece para la integración del organismo, tanto para la elección del comisionado que falta como para la conformación de un Consejo Consultivo que deberá vigilar el quehacer de los titulares del organismo, pero también de los sujetos obligados.

Si logramos consolidar este derecho entre la población, tendremos a ciudadanos vigilando las dependencias e instituciones públicas, lo que dificultará que algún servidor público cometa desvío de recursos. La transparencia y el acceso a la información pública es una de las vías más importantes para combatir la corrupción en Veracruz y en México.

 

***

“La privacidad ha muerto: no hay nada que ustedes, diminutos ratones puedan hacer al respecto”.

Timothy Garton Ash

Historiador y periodista británico

 

Twitter: @ydlan

Transparencia3.0@hotmail.com

 

 

 

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

El Congreso y la publicidad

Naldy Rodríguez

En el Congreso del Estado de Veracruz se repiten las malas prácticas para la asignación de publicidad oficial, que se paga con recursos de todos los que cumplimos con los impuestos. En total opacidad se vuelve a definir el monto y los medios de comunicación que tendrán alguna asignación.

De inicio, ya rechazaron a empresas que pidieron ser contempladas en la designación de convenios publicitarios porque “después de un análisis –que consideró diversas variables- su propuesta no fue favorecida en esta ocasión”.

La pregunta es: cuáles son las variables que consideraron los diputados locales y la Coordinación General de Comunicación Social a cargo de Sergio Melo Hernández para asignar y negar la publicidad a medios del estado de Veracruz y cuál es el presupuesto que destinarán en el 2017 para promover sus mensajes y acciones.

La legislatura pasada ocupó de manera oficial -en tres años- más de 47 millones de pesos para el pago a televisoras, periódicos, radiodifusoras, revistas y portales de noticias, prácticamente el doble que el congreso que antecedió.

Con una composición más plural, la Sexagésima Cuarta Legislatura del Estado prometió transparentar todas y cada una de sus acciones, además de realizar una “licitación” pública de la asignación de convenios y gastos en publicidad oficial.

Parece que solo fue una carta de buenos deseos. No quiero pensar que fue por falta de voluntad, tal vez por carecer de oficio o desconocer acciones proactivas en transparencia o el área de comunicación social o a las empresas periodísticas.

Lo cierto es que otros congresos como el de San Luis Potosí tiene publicado en su portal de internet, desde el 2010, los montos destinados a gastos relativos a comunicación social y publicidad oficial desglosada por tipo de medio, proveedores, número de contrato y concepto o campaña; además, el costo del diseño, programación y alimentación de su página de internet institucional, así como el costo del dominio y mantenimiento del mismo. Aquí se les hace extraño que se pida ese tipo de información. Lo ven con “sospechosismo”, “algo quiere”, dicen.

Desde 2014 ese Congreso cuenta también con un manual de procedimientos de convenios publicitarios, el cual tiene como objetivo “definir la distribución en las cuatro zonas del Estado de los productos de comunicación en los que se difunde el trabajo del Congreso”. El proceso inicia con la recepción de propuestas publicitarias de parte de los proveedores, posteriormente se elabora la sabana de medios a trabajar mediante convenios de publicidad y concluye con la entrega de la misma a la Junta de Coordinación Política.

Las propuestas publicitarias las empiezan a recibir un mes antes de que inicie el periodo ordinario de sesiones inmediato y tienen 15 días para presentarlas de forma impresa o en formato digital.

Para orientar a nuestros legisladores y directores de área del Congreso, dejo el enlace con el manual de procedimientos para los convenios y el reporte de diciembre de 2016 en gastos publicitarios.

http://congresosanluis.gob.mx/sites/default/files/unpload/ct/mdp/2016/08/4.-PROCEDIMIENTO%20CONVENIOS%20PUBLICITARIOS.pdf

http://congresosanluis.gob.mx/sites/default/files/trasparencia/normatividad/art84/29/CONTRATOS%20CON%20MEDIOS%20DE%20COMUNICACION/16%20-%20Diciembre%202016.pdf

El modelo para otorgar los convenios publicitarios tiene que ser abierto, en igualdad de circunstancias para todos y con reglas muy claras para evitar errores del pasado, pero sobre todo no debe darse en lo “obscuro”. Hay que avanzar ya hacía una transparencia real y no simulada.

Las expectativas en el actual Congreso eran mayores: se esperaba compromiso, transparencia y honestidad. Van cinco meses de ejercicio de los nuevos diputados y la esperanza se desvanece.

“En un país en el que los tribunales se rinden a los poderosos, la buena prensa es el único fiscal que nos queda”.

Milena o el fémur más bello del mundo
Jorge Zepeda Patterson

Twitter @ydlan
Transparencia3.0@hotmail.com

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

¿Y la víctima?

Por Naldy Rodríguez

No sé que estará pensando en estos momentos Daphne…de forma involuntaria, otra vez es noticia nacional e internacional. Los medios de comunicación y los usuarios de las redes sociales reproducen una y otra vez detalles del abuso sexual que sufrió aquel 3 de enero de 2015.
La mediatización de éste y otros casos similares, revictimiza a las víctimas pues expone a las jóvenes a las opiniones de decenas y miles de personas que desde su móvil y un solo clic pueden esparcir comentarios, la mayoría de ellos hirientes y hasta agresivos.
“Tristemente esto no terminó como yo hubiese querido, quedé expuesta a nivel nacional, quedé señalada por la sociedad, quedé muy triste y decepcionada de algunas personas”, escribió Daphne en una carta publicada el 29 de marzo de 2016 en Facebook, la red social con más usuarios en México.
Ahí expuso públicamente su sentir para después eliminar su cuenta en esa red social.
“Me dije a mí misma que no pondría nada al respecto, al menos no directo, pero creo que ya toqué fondo”, escribió.
En un “juicio virtual”, donde los usuarios de las redes se convierten en juez y parte, tanto víctimas como victimarios, y terceros involucrados, son expuestos al escrutinio público. Critican y estigmatizan a todos.
“Sé que no debería, porque no tengo o debo de darle explicaciones a todas esas personas que dicen ‘yo creo que el padre de la víctima actuó mal’, bueno les contesto: si actuó como actuó fue porque yo no quería nada, ni legal, ni social como salió ahorita, ni absolutamente nada, sólo quería paz y tranquilidad”, lamentó la joven veracruzana en esa carta que hizo pública.
En esa ocasión, platiqué sobre este caso y la exposición en los medios de las víctimas de abusos sexuales con el doctor en Psicología, Ricardo García Valdés, quien me explicaba que las afectadas tienen una necesidad de exteriorizar sus sentimientos, a veces en esa dimensión de lo inconsciente.
Un año después, con dos de los responsables tras las rejas, Daphne vuelve a estar mediáticamente expuesta. Pero esta vez cuatro personas más fueron exhibidas por el caso: el juez que ordenó la liberación de uno de los imputados, su esposa y sus hijas.
Entiendo que el juez Anuar González Hemadi es un servidor público y que por lo tanto su actuar debe ser revisado con lupa, estar bajo el escrutinio de la ciudadanía, lo que no puedo entender es que su familia también sea condenada.
Si reprueban que una joven de 17 años haya sido violentada, se me hace absurdo sugerir o siquiera pensar que “le hagan lo mismo” a las niñas del impartidor de justicia. Unas pequeñas de no más de seis años de edad que nada tienen que ver con el caso.
Mal el acto que condenan, pero peor el reclamo de las huestes.
Con las redes sociales y la sobreexposición de casos, víctimas y victimarios están expuesto a dos juicios: El de tribunales y el mediático.
Las cuentas de Facebook de Daphne y Anuar González ahora se encuentran cerradas… se alejaron de la “legión de idiotas” como dijo el buen Umberto Eco al referirse a los internautas y sus excesos en las redes sociales.
Mientras se conflictúan por un caso mediatizado y viciado de origen, la delincuencia sigue imparable en Xalapa y en el resto del estado. Sobre todo en la modalidad de secuestro, levantón o desaparición forzada.
Atentan contra lo más preciado, la vida. Y no se vislumbra una pronta solución.

***

“Tenemos que saber escuchar, la cocina también tiene sonidos”: Raquel Torres en uno más de sus talleres de cocina tradicional. También se los recomiendo.

Twitter: @ydlan
Transparencia3.0@hotmail.com

Transparencia 3.0

en Transparencia 3.0 por

Veracruz, paralizado y polarizado

Naldy Rodríguez

Tiene siete años, cursa el segundo año de primaria, y ya la “acosan” para que defina si prefiere al PRI o al PAN. Conoce sus nombres e identifica sus colores, pero aún no comprende el concepto de partido político ni los problemas que desatan las elecciones.
Insistentes sus dos compañeros, la corretean en el recreo para que les diga si se va con melón o con sandía. Ella rehúye dar una respuesta.
En casa no tenemos siglas ni colores, somos “apartidista”. En lo personal creo en esas frases populares que todos los políticos “están cortados con las mismas tijeras” y “que son harina del mismo costal”. Ahí tenemos la inmersión de David Velasco (ex diputado priista) y Ricardo García Guzmán (ex contralor con Duarte) en Acción Nacional.
Hay honrosas excepciones, las hay, pero para desgracia de los veracruzanos no tenemos muchos casos. En los últimos 12 años vimos crecer una clase política corrupta, insensible y cínica, preocupada solo por intereses personales o -si acaso- de grupo.
En elecciones, todo se paraliza y polariza. Más en Veracruz donde las decisiones de la vida pública están dominadas por el poder político y fáctico.
En precampaña y campañas paran las obras públicas, los programas sociales y las becas; aumenta la violencia y la delincuencia; en las redes sociales pululan fotografías de eventos políticos y comentarios a favor y en contra de un partido y otro; los amigos toman distancian y los enemigos se acercan.
En medio de esta elección municipal, en Veracruz siguen apareciendo cementerios clandestinos. Además de Colinas de Santa Fe, donde se han encontrado al menos mil fragmentos humanos y 250 cráneos sepultados, se descubrió otra fosa en la comunidad de Arbolillo, perteneciente al municipio de Alvarado, aún se desconoce cuántos cuerpos pudiera contener.
Reporteros unieron esfuerzos, frente a las diferencias que se puedan tener y sin ánimos de exclusividad, para recorrer los dos kilómetros y medio de un camino de terracería, que divide la civilización de la barbarie en que se convirtió Veracruz, y donde se encuentra el mayor número de cementerios clandestinos provocados por la guerra entre carteles de la droga.
En la zona norte del puerto turístico y de carga de Veracruz, en el Golfo de México, se encuentra una colonia llamada Colinas Santa Fe, uno de los últimos asentamientos humanos cercanos a las aguas del mar.
Ese camino de tierra y terror, está rodeado por médanos cubiertos por una pequeña maleza y llevan a la mayor extensión de tierra con fosas clandestinas que se tenga memoria en México.

El punto era la transparencia
En el Congreso del Estado, todas las iniciativas, decretos y puntos de acuerdo que se presenten adquieren un tinte político, otra connotación, un halo perverso.
Sin ser analista político, me atrevería a decir que el trabajo en la Sexagésima Cuarta Legislatura del estado estará paralizado en los próximos meses. Cada grupo legislativo trae su agenda y en ella no se encuentran temas prioritarios como el de las mujeres (llevamos cuatro meses sin una directora del Instituto Veracruzano de la Mujer).
Y casi paralizan también la endeble economía del estado al rechazar la reestructuración de la deuda pública.
El Gobernador Yunes envió una nueva iniciativa de reestructuración de la deuda pública, donde agregó un artículo transitorio para garantizar el cumplimiento de los deberes de transparencia sobre las operaciones para ampliar los plazos y condiciones de pago.
Esperemos que el tema de la “transparencia” haga reconsiderar a los diputados y no que doblen las manos ante la advertencia que “debían reducir su presupuesto en un 50 por ciento”.

“En política hay que sanar los males, jamás vengarlos”, frase célebre de Napoleón I.

Twitter ydlan@hotmail.com
Transparencia3.0@hotmail.com

Ir a Inicio