La foto de Alejandro Sanz con sus hijos que se viralizó en redes

en Escenario por

 

Ciudad de México. El  cantautor español Alejandro Sanz subió a su cuenta de Instagram una fotografía recreando la llegada de Los Reyes Magos, que no ha hecho sino difundirse masivamente desde hace unas horas.

Hace un mes lanzó el tema “No tengo nada”, el primer sencillo de lo que será su duodécimo álbum de estudio que se espera salga al mercado en 2019.

El tema es una reflexión que aborda esa inalcanzable obsesión del ser humano por poseer cosas cuando, al final, de lo único que se es dueño es de los sentimientos y las emociones, según la casa discográfica del cantante Universal.

Al final estamos muy acostumbrados a vivir en el pasado y en el futuro, que son dos tiempos verbales que no existen. El presente es lo único que tenemos”, señala el artista.

No tengo nada cuenta con la producción de Julio Reyes Copello (con quién trabajó en el álbum La música no se toca en 2012), Alfonso Pérez (músico que lleva acompañando a Alejandro en gira desde 1997), y el propio Sanz.

De acuerdo con Europa Press, Alejandro Sanz se ha unido a la campaña ‘Infancia en peligro’ de Save the Children para reclamar la protección de los niños que están migrando desde Centroamérica a Estados Unidos, según ha informado la organización.

Bajo el lema ‘#MásCorazónMenosMuros’, Save the Children y Alejandro Sanz quieren poner el foco en los niños que han tenido que huir de la violencia y la pobreza de países como Honduras, El Salvador o Guatemala y que, en el camino hacia Estados Unidos, siguen sufriendo todo tipo de peligros que acrecientan aún más sus vulnerabilidades.

“Las familias que están migrando en Centroamérica o los niños y niñas que viajan solos están escapando de situaciones de pobreza y de violencia. Solo buscan una oportunidad de futuro mejor para ellos y sus hijos. No hacen nada que no haríamos cualquiera de nosotros”, ha señalado Sanz.

Para el cantante, estos niños y niñas “se merecen vivir una infancia”, por lo que “es necesario que se asegure su protección”. El artista mantiene un “estrecho vínculo” con los países centroamericanos de donde proceden la mayoría de las personas que forman la llamada ‘Caravana Migrante’.

Save the Children recuerda que el número de asesinatos de niños, niñas, adolescentes y jóvenes en el triángulo norte de Centroamérica alcanza niveles que superan los de conflictos declarados.

En este contexto, destaca que las ‘maras’ son ejércitos de delincuencia que reclutan niños y adolescentes; y que el número de los miembros de las ‘maras’ equivale al 83% del total de efectivos armados en los ejércitos.

“A las maras hay que sumar las redes de tratas de niños; en países como Guatemala, el 90% de las víctimas de trata son menores. De ahí que miles de niños y niñas se vean obligados a migrar. Cada año, cerca de 7.000 niñas y niños no acompañados son repatriados a México desde Estados Unidos”, apunta la ONG.

Desde la llegada de la primera caravana migrante a México, la organización ha estado presente en las zonas fronterizas de este país tanto con Guatemala como con Estados Unidos para atender las necesidades básicas de muchas de estas familias. En este sentido, advierte de que alrededor de un 15% de quienes integran las caravanas migrantes son niños y adolescentes.

Además, asegura que muchos han vivido situaciones de violencia en el camino, han pasado hambre y están sufriendo enfermedades respiratorias a consecuencia de las condiciones en las que viven actualmente.

Hasta el momento el equipo en terreno de Save the Children ha repartido más de 1.500 kits de higiene y está trabajando en los Espacios Seguros para la Infancia que ha instalado en Tijuana, Tapachula y Ciudad de México donde, además de servir como espacio de juego, los niños y sus familias reciben apoyo psicosocial.

La ONG tiene abierta una petición de firmas para reclamar que se respeten los derechos de los niños migrantes y ha abierto también un fondo de emergencias en ‘www.infancienpeligro.org’ para ayudar a paliar la situación de estos niños y niñas.

Fuente: Excélsior