Mara, la historia de un sueño robado

en Estado/Slider por

 

Xalapa, Ver.  “Con profundo dolor envío mi pésame a los familiares y amigos de Mara Castilla. Descanse en paz. Detuvimos al presunto responsable y será debidamente procesado. Nadie está por encima de la ley”, fue el tuit escrito esta tarde por el gobernador de Puebla, Tony Gali Fayad, que conmocionó a la sociedad xalapeña y en especial a los familiares  y amigos de la joven, que, después de acudir a un bar, desapareció el pasado viernes 8 de septiembre, cuando abordó un automóvil del servicio de transporte Cabify con destino a su casa, a donde nunca llegó.

FUTURO PROMETEDOR

Mara Fernanda Castilla Miranda tenía 19 años. Según sus amigos y familiares era una chica alegre y amiguera.

Hace año y medio, Mara dejó la ciudad de Xalapa, Veracruz, de donde era originaria y donde vive su familia para estudiar Ciencias Políticas en la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), relató Animal Político.

Se trasladó a esa ciudad por que la carrera que quería estudiar no se encontraba disponible en este estado.

Era una joven con gran futuro, dado que tenía un excelente promedio y estaba muy comprometida con sus estudios.

COMIENZA LA PESADILLA

Sin embargo, esos sueños se cortaron ese 8 de septiembre, fecha que fue la última vez en la que su familia y amigos supieron de ella fue.

La última persona cercana con la que tuvo contacto fue su hermana mayor, Karen, quien se enteró de que se encontraba en el retén policial del alcoholímetro con sus amigos – con los que había ido a un antro – y le pidió que volviera a casa.

Más tarde, a las 5:06 Mara abordó la unidad de Cabify, de la que la vieron subir sus amigos, no obstante, el vehículo, Chevrolet Sonic 2017 color gris, llegó al destino de Mara, pero ella desapareció

Fuentes ministeriales señalan que el pasado jueves Mara y sus amigos de la universidad salieron de un antro en Cholula.

Ella abordó el coche de uno de sus amigos, quien la dejaría en su departamento, pero al ser detenidos en un operativo de alcoholímetro, la xalapeña decidió tomar un taxi de Cabify y avisar a su hermana Karen.

De acuerdo a las versiones oficiales, sus amigos se quedaron en el operativo y vieron subir a la joven al Chevrolet Sonic 2017 color gris, enviado por Cabify.

Al otro día, cuando su hermana despertó y vio que Mara no había llegado. Preocupada por la situación, pidió la revisión de la grabación de las cámaras de edificio donde vivían, en la que observó que efectivamente el carro llegó, pero su hermana no bajó, por lo que decidió denunciar los hechos a un Ministerio Público.

Previamente, Karen llamó al número telefónico del chofer de Cabify, registrado en el recibo de pago. El hombre contestó y le dijo que Mara se había bajado frente a su casa.

CHOFER INVOLUCRADO

Un día después, el chofer de la unidad donde viajó Mara acudió de manera voluntaria a rendir su declaración por lo sucedido ante la Fiscalía General del estado de Puebla.

Más tarde, el pasado 13 de septiembre, Ricardo “N”, al chofer de Cafiby, fue detenido en Tlaxcala por su presunta responsabilidad en la privación ilegal de la libertad de Mara

La Fiscalía General poblana informó en un comunicado que, en colaboración con la Procuraduría de Tlaxcala, se ubicó y detuvo al chofer de Cafiby, quien fue el último que vio a Mara.

CAFIBY SE DESLINDA

Por su parte, Cabify señaló en un comunicado que el chofer que brindó el servicio acudió la noche del 9 de septiembre a rendir su declaración de manera voluntaria ante el Ministerio Público.

Las autoridades señalaron este miércoles que se desahogaron diversos datos de prueba técnicos y objetivos a través del agente del Ministerio Público, Agentes Estatales de Investigación y Peritos, con lo cual, se acreditó la presunta responsabilidad del sujeto.

Tras las indagatorias se determinó el paradero de Ricardo “N” en Tlaxcala, por lo que, Agentes Estatales de Investigación se trasladaron al municipio de Terrenate para realizar la detención.

La Fiscalía de Puebla señaló en ese entonces que se ejecutaba el desahogo de pruebas.

De acuerdo con Animal Político, el teléfono de Mara estuvo activo usando datos y haciendo llamadas desde el viernes 8 de septiembre en el municipio de Terrenate, Tlaxcala, donde fue detenido el chofer.

Las autoridades también señalaron que el celular ya había tenido actividad en ese mismo municipio días antes de su desaparición, en las fechas 19 y 20 de agosto, 25 de agosto, 26 de agosto, 27 de agosto, 3 de septiembre, 8 de septiembre, 9 de septiembre, 10 de septiembre.

LA ALERTA

En medio de la incertidumbre, amigos y familiares comenzaron su búsqueda a través de las redes sociales y también cuestionaron a Cabify sobre los datos del chofer del taxi que abordó Mara Fernanda.

La empresa respondió que desde la tarde del viernes 8 de septiembre “el equipo legal de Cabify ha estado en comunicación con la familia de Mara Castilla para esclarecer la situación y colaborar con las autoridades correspondientes”.

Añadió que la empresa se ha mantenido comunicación con el chofer que brindó el servicio, y quien acudió la noche del 9 de septiembre a rendir su declaración de manera voluntaria ante el Ministerio Público.

Este lunes, Cabify informó que su socio ha dado toda la informacion que ha sido solicitada la Fiscalía, incluyendo el detalle del viaje y datos adicionales que no pueden hacer públicos pues podrían interferir y afectar la investigación.

La empresa también ha difundido la foto de Mara Fernanda en sus redes sociales pidiendo datos para su localización.

De acuerdo con otros portales nacionales, Gabriela Miranda, madre de Mara, dijo en entrevista que el pasado sábado 9 de septiembre, un día después de la desaparición, recibió una llamada “en donde me dijeron que ella estaba bien, pero al pedir más información me colgaron”.

De acuerdo con la madre, “en este momento estamos descartando el secuestro (de Mara), porque no nos han pedido absolutamente nada”, por lo que, sospechan, la joven podría ser víctima del delito de trata de personas.

EL TRISTE FINAL

Finalmente, todas las dudas quedaron despejadas este viernes, cuando el Gobernador poblano informó el hallazgo del cuerpo y más tarde, se dieron a conocer más detalles de este hecho, en voz del procurador, Antonio Carrancá.

Hasta ahora no se han dado detalles, en torno del traslado de los restos de la universitaria a esta capital, aunque, según dijo el fiscal poblano, la familia ya realizó los trámites para que se le dé sepultura. Descanse en paz Mara Fernanda Castilla.