Los Políticos 

en Opinión por
La Nauyaca del Ayuntamiento

Salvador Muñoz

Luis Carrillo, Güicho para sus amigos, desde febrero del año pasado, tomó a su mando la UMA (Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre) del Parque de los Tecajetes. Allí, como muchos xalapeños lo saben y los que sean de fuera ya lo sabrán, hay un Herpetario y a su vez, una sección para el serpentario donde hay Cabeza de Metate, Coralillos y Nauyacas, entre otros.

El arribo de Güicho a ese lugar, como es habitual y normal en cada cambio, no fue bien visto por algunos conservacionistas o ambientalistas que lanzaban por aquí o por allá sus quejas de que algunas especies morían “por la falta de experiencia” del Biólogo Güicho.

Este martes, cerca de la 1 de la tarde, hubo un percance. Güicho fue mordido por una Nauyaca. Quienes han estado cerca de este Herpetario, no recuerdan suceso similar aunque hay quienes afirman que si se revisan los anales, por ahí hubo un evento que tendrá como diez años.

Lo que se comenta es que tal suceso fue “por falta de pericia” en el manejo de reptiles por parte de Güicho, aunque a fuerza de ser sinceros, se recuerda que Carrillo va a cumplir un año y si fuera cierto esto, estaríamos hablando que hubiera sido mordido a los pocos días de haber asumido el cargo ¿o se le acabó la suerte ayer?

Güicho Carrillo fue llevado al Centro de Especialidades Médicas ubicado en la avenida Ruiz Cortines. Amigos y familiares del biólogo tuvieron que buscar apoyo de manera externa y como ejemplo de ello, fue la petición que circuló en redes sociales que urgía antídoto.

Sólo como ejemplo, citamos el siguiente caso:

Hace dos años, en el herpetario de Chapultepec, Nancy Adriana fue mordida por una víbora africana mientras la alimentaba. El veneno de este reptil es capaz de matar a un elefante. El responsable del lugar, Juan Carlos Navarro, calificó el hecho como un “lamentable accidente”, pues Nancy tenía experiencia de ocho años en el manejo de estos animales. Cuando ocurrió el evento, se le aplicó el antídoto que tenían en el herpetario y fue llevada al Hospital General La Raza. Todo esto, en un lapso de 40 minutos. Por el veneno de la víbora, se pidió más antídoto a otros herpetarios, además del de la UNAM. Casi diez días después, fue dada de alta Nancy Adriana.

Si nos basamos en este hecho, se comprenderán varias cosas… como en todos los trabajos, o si no en su mayoría, se corren riesgos; aun con todos los cuidados y la experiencia que se puede tener, los accidentes ocurren; es seguro, estoy seguro, que en el Herpetario debió haber antídoto y se debe haber aplicado, pero si nos mantenemos en la historia de Nancy Adriana, se requiere de más antídoto y sobre todo, cuando la Nauyaca es sumamente venenosa.

Güicho Carrillo es joven y por ende, fuerte. Goza de muchos amigos, colegas, vamos, hasta esos que lo criticaron, se estuvieron moviendo en búsqueda de antídoto… por eso espero que pronto se encuentre nuevamente en Los Tecajetes para decirle a esa Nauyaca: “¡Mira! estoy de vuelta”, pero sobre todo, demostrar que puede hacerlo y aún mejor…

Ahora, si bien es lamentable el accidente ocurrido en Los Tecajetes, más lamentable es la actitud que algunos funcionarios tomaron ante ello… como es el caso de Ana Gabriela Allen Amescua, subdirectora de Recursos Naturales y Cambio Climático de la Dirección de Medio Ambiente y Sustentabilidad del Ayuntamiento de Xalapa… ella tenía una sola preocupación que no era Luis: que no se hiciera mucho escándalo con el caso de Güicho Carrillo porque podrían dejar en mal al Ayuntamiento… por supuesto, para esta funcionaria no hay antídoto.

smcainito@gmail.com